La sociedad evoluciona, la humanidad supera sus propios límites y los del planeta, pero con el desarrollo los problemas ambientales se multiplican. Sin embargo, las propuestas de la ingeniería para salvar el mundo se revelan como alternativas novedosas y sustentables.

El Interceptor es un barco que limpia los ríos al recolectar la basura para evitar que llegue al mar. Es un gran aporte de la ingeniería a la lucha contra la contaminación, desarrollada por La asociación The Ocean Cleanup.

¿Cómo funciona El Interceptor?

El Interceptor se coloca estratégicamente en el río para que los barcos puedan continuar su trayectoria. Despliega una barrera que sumada a la corriente del río transporta la basura hacia la entrada del barco donde una banda transportadora va organizando la basura en seis contenedores internos, de forma equitativa.

Toda la electrónica del barco funciona con energía solar, incluyendo la cinta transportadora, las luces, el transbordador, los sensores y demás. Sumado a ello, El Interceptor es escalable, y está diseñado para ser capaz de operar prácticamente en cualquier parte del mundo.¡Fue estratégicamente diseñado!

Dispone de 50m3 de capacidad de almacenamiento. Además, recopila datos continuamente, mientras ofrece información de su rendimiento, pues está conectado a internet. Actualmente se encuentra en Cengkareng de Yakarta en Indonesia, y en el río Klang, en Malasia; mientras que un tercer y cuarto barcos están preparados para instalarse próximamente en Vietnam y en República Dominicana.

El propósito de la ingeniería para salvar el mundo

La ingeniería para salvar el mundo tiene el mismo propósito que otras disciplinas que desde su campo de acción generan un impacto positivo en las comunidades y el planeta.

Para solucionar los problemas es fundamental plantear soluciones. Como Mahatma Gandhi una vez dijo: “sé el cambio que quieres en el mundo”. Por suerte, existen personas y organizaciones que están comprometidas con lo que Gandhi quiso decir. 

Estas acciones y propuestas inspiran a muchos a seguir imaginando y creando recursos para proteger al planeta. Si estás pensando en estudiar ingeniería para impactar positivamente al mundo recuerda que vivir y estudiar con un propósito claro hará que logres tus objetivos. Además, y muy importante, es que durante el proceso ayudarás a una causa valiosa que será tu motivación y fuente de satisfacción.

Educación que trasciende

La innovación y la tecnología son fundamentales para afrontar los cambios y permitir el desarrollo. Estudia Ingeniería Ambiental en la Universidad Continental para potenciar tus talentos y hacer del Perú un mejor país. Sé parte de la Fuerza del Cambio.

¿Te interesa estudiar en la Universidad Continental?

Dejar respuesta