La vocación es la inclinación a cierta profesión, carrera o acción. Se puede reconocer cuando observamos nuestros sentimientos, así mismo,  cuando nuestros pensamiento no se encuentran en oposición. Pero, ¿existe un método para poder reconocerlo?

como-reconocer-la-vocacion-y-no-cometer-un-gran-error

Reconocer la vocación desde el interior

Todos tenemos talentos innatos, podemos coincidir con esta afirmación. Además, sabemos y reconocemos las actividades que realmente disfrutamos. Como alguien que disfruta de aconsejar a sus amigos, o cocinar para otros. Ese deleite personal despierta la pasión. Cuando esa pasión conecta y fluye con tus pensamientos llegas al camino indicado, sin lugar a dudas.

Cuando elegimos una carrera profesional, aparentemente lo primero que viene a la mente es la retribución económica que provendrá del ejercicio profesional. Sin embargo, no nos damos cuenta que esa retribución es el resultado de un camino que involucra: la preparación, el valor que se ofrece a través del servicio y soluciones que aportamos en la sociedad con ese ejercicio profesional. Un excelente resultado provendrá de la pasión por lo que hacés, pues eso se impregnará y tu retribución será emocional y luego financiera, no al revés. 

Por ello, para elegir una carrera es supremamente importante observar que es lo que amamos y saber que nuestros talentos pueden ser una ayuda a la sociedad. Será esta la verdadera fuente de prosperidad.

como-reconocer-la-vocacion-y-no-cometer-un-gran-error

Los obstáculos mentales para identificar nuestra vocación

El miedo, es el sentimiento que muchas veces nos lleva a actuar y tomar decisiones. Miedo a no alcanzar los objetivos, miedo a no obtener la recompensa económica que necesitamos o anhelamos, miedo a defraudar a nuestro entorno. Pero qué hay de defraudarnos a nosotros mismos, de elegir una carrera que resulta “más conveniente”, a pesar de que signifique alejarnos de nuestra pasión. 

En consecuencia, alejarnos del miedo es la respuesta. Elegir escuchar nuestros sentimientos como primer paso. Posteriormente, observar nuestros pensamientos y dejar de juzgarlos. Procurar observar desde fuera, para poder identificar el miedo que está detrás de esos pensamientos que te detienen a actuar en favor de seguir tu pasión.

¿Cuál es el indicador que me señale el camino correcto?

Cuando tengas identificados esos sentimientos y pensamientos plantea escenarios de ejercicio profesional. Piensa en aquellas situaciones que te traerán muchas satisfacciones. De seguro, los más placenteros serán aquellos en los que observamos a personas un poco más felices por ser beneficiadas de nuestro actuar profesional. Cuanto más seamos capaces de solucionar problemas a las personas, más crecerá nuestro valor profesional y en consecuencia obtendrás mejores resultados financieros. Siempre como resultado del valor que aportas, y esté será potenciado si es guiado por la pasión.

Para verificar si tu elección es la correcta, observa si el sentimiento predominante es la paz. Cuando eres consciente de tu vocación, tu ser estará en sintonía con ella. Deja que la paz sea tu brújula.

Reconocer tu vocación es un trabajo consciente de armonizar la mente y corazón para expandir tu visión. En la UC llamamos a este proceso “Pensamiento Continental, el que conecta mente y corazón en favor del aprendizaje. Llegamos a él gracias a nuestra capacidad de observarnos y a nuestro entorno, para lograr un auténtico  impacto positivo.

Conoce más del Pensamiento Continental, disfruta de los talleres y herramientas para llegar a él en pensamientocontinental.pe

Conoce además nuestras carreras A distancia 100% virtual.

Desarrolla tu Pensamiento Continental

Brilla y aflora todo tu potencial con el  #PensamientoContinental. Estudia en la modalidad A Distancia en la Universidad Continental y logra un auténtico impacto positivo.

¿Te interesa estudiar en la Universidad Continental?