5 razones para estudiar después de los 30 años

0
1113

Llegaste a los 30 años y tal vez, aunque no te arrepientas, tus planes no salieron como imaginaste. Querías la fórmula tradicional: estudiar, trabajar y tener una familia, pero por circunstancias de la vida, el orden se alteró. Sin embargo, no has dejado de pensar en retomar la vida académica, aunque todavía hay aspectos que te hacen dudar.

¿Aprenderé bien? ¿Seré capaz de manejar mis tiempos? ¿Se burlarán de mí? Puede que estas preguntas ronden por tu cabeza y no te dejen decidir. Por eso, hemos preparado una lista de 5 razones por las que estudiar después de los 30 no solo es una buena idea, sino también, una excelente decisión.

  1. Mejores condiciones para el estudio. Juan José Cárdenas, director académico de la Modalidad para Gente que Trabaja de la Universidad Continental, explica que en toda actividad humana existen condiciones ambientales (estímulos, retos, metas y exigencias) y condiciones personales (como el nivel de madurez cognitiva). En los adultos, estas condiciones están mejor definidas. “A los 30 tenemos claro a dónde queremos ir y las motivaciones que tenemos son un componente central que dirigen nuestras acciones sin vacilaciones, lo que no siempre sucede con los más jóvenes”, señala.

 

  1. Mayores oportunidades de crecimiento profesional. Tener un título universitario es una ventaja competitiva. Puede que tu experiencia te permita conservar tu puesto de trabajo; sin embargo, si quieres escalar, los requisitos son bastante exigentes y entre ellos está ser un profesional titulado. Por otro lado, está demostrado que quienes cuentan con un grado académico tienen mayores ingresos salariales. Además, es un paso previo para seguir cursos de especialización y posgrado.

 

  1. Metodología en base a experiencias. “Hace tiempo que la pedagogía se ha dado cuenta que se debe enseñar a las personas de acuerdo a las actividades principales que cumplen en su segmento etario. A un niño se le educa a partir del juego; al adolescente a través de la interacción grupal; mientras que, a los adultos se les enseña en base al trabajo, es decir, bajo una metodología más pragmática y experimental que facilita su aprendizaje”, señala Cárdenas.

 

  1. Oferta variada que se acomoda a tus tiempos. La actual demanda de personas que tienen experiencia laboral pero que tienen la necesidad de lograr un título universitario, ha permitido la creación de productos académicos que se ajustan al ritmo de vida de los interesados. Así, por ejemplo, en la Modalidad para Gente que Trabaja de la Universidad Continental las clases se realizan los sábados en la tarde y domingos en la mañana. Además, su metodología permite una formación especializada en adultos.

 

  1. Red de contactos. Seguir tus estudios universitarios en la Modalidad para Gente que Trabaja te permitirá conocer gente, entre estudiantes y docentes, que trabajan en distintas empresas y rubros con experiencia laboral muy valiosa. Esto te ayudará a generar una red de contactos muy útil para tu vida profesional.

Estos son solo algunos de los motivos para estudiar después de los 30 años. Si ya estás decidido, revisa un poco más de información sobre la carrera de tu interés. Ingresa aquí y resuelve tus dudas, o déjanos un comentario para orientarte.

Recuerda que el examen de admisión para la Modalidad Gente que Trabaja de la Universidad Continental es el 5 de marzo.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here