Ante una determinada situación, muchas veces damos -casi de forma inmediata- nuestra respuesta. Pensamos que es única y no nos detenemos a pensar que ese problema tiene otras posibles soluciones. Utilizar el Pensamiento Lateral te permitirá encontrar esas alternativas.

A continuación, te propongo el siguiente ejemplo:  Conduces un autobús en el que se montan 18 personas. En la siguiente parada, se bajan 5 pero suben otras 13. Al llegar a la siguiente estación, se bajan 21 y se suben otras 4. ¿De qué color son los ojos del conductor?

Seguramente muchos de nosotros empezamos a realizar operaciones matemáticas al momento de querer darle solución al problema. Sin embargo, al leer la pregunta nos damos cuenta que la respuesta que nos piden no es el número de personas que bajaron, subieron o se quedaron en el autobús, sino el color de ojos del conductor. Y es en ese momento cuándo nos preguntamos ¿cuál es la respuesta?

Debemos dejar de lado nuestra forma tradicional de pensar, romper nuestros paradigmas, pensar fuera de la caja y con creatividad. Es decir, recurrir al Pensamiento Lateral. Si revisamos el enunciado del problema planteado, veremos que nos indica que eres tú quien conduce el autobús; por lo tanto la pregunta sería ¿de qué color son tus ojos?

El pensamiento lateral fue propuesto por Edward De Bono en 1967 como un procedimiento de solución de problemas de manera creativa. En otras palabras, ante un problema que se nos presente en la vida cotidiana debemos romper nuestros paradigmas para dar paso a soluciones creativas que estén fuera de patrones tradicionales. El Pensamiento Lateral, también llamado pensamiento divergente, nos permite encontrar varias posibles soluciones, creativas e innovadoras, a un determinado problema.

¿Qué podemos lograr al aplicar el  pensamiento lateral?

Su aplicación nos permite ejercitar nuestra capacidad de observación y estimular el pensamiento lógico y crítico. La mayoría de las personas nos enfocamos, muchas veces, en una única solución, la cual está basada en modelos mentales que hemos aprendido. Pero debemos tener en cuenta que para resolver los problemas que se nos planteen en la vida cotidiana hay varios caminos probables para llegar a la solución esperada.

La creatividad está relacionada con el Pensamiento Lateral. Al ser creativos podemos encontrar soluciones mediante estrategias no tradicionales, pero por el contrario, si aplicamos el Pensamiento Lateral para producir ideas que están fuera de patrones rígidos, podemos obtener ideas más creativas. Ideas innovadoras que nos permitan solucionar problemas de manera no convencional, buscando así la mejor solución  para tomar decisiones más acertadas. Es así como el Pensamiento Lateral incentiva el desarrollo de nuestra creatividad, que junto con el pensamiento convergente, (solucionar un problema con pasos previamente establecidos) ayuda a desarrollar nuestra lógica para resolver una situación problemática abordando desde diferentes situaciones.

Ante los cambios constantes que vivimos hoy en día, se hace necesario encontrar soluciones factibles, creativas e innovadoras que, junto al razonamiento lógico, nos permitan mejorar y progresar a nivel personal y como sociedad.

¿Cómo aplicar el pensamiento lateral en las diferentes profesiones?

El mercado laboral requiere profesionales resolutivos. Aplicando el Pensamiento Lateral podemos resolver problemas aplicando metodologías como el Design Thinking, que emplea técnicas del diseño y desarrollo de productos y servicios, que nos ayudan de manera creativa e innovadora a romper paradigmas y mejorar la calidad de vida de las personas.

Por ejemplo, el ser humano genera muchos residuos dando paso a problemas ambientales. Los diferentes profesionales podrían trabajar conectados, en proyectos multidisciplinarios, para encontrar soluciones a este problema. Así, los ingenieros pueden crear nuevos tipos de productos, como concreto creado a partir del reciclaje de residuos sólidos, tal y como lo hizo Giampierre Huachohuilca Arizapana, egresado de Ingeniería Civil de la UC que creó Bioblokart.

Asimismo, los arquitectos pueden diseñar espacios funcionales y cálidos, que incorporen energías renovables como paneles solares que funcionen como ventanas y capten la energía solar empleando tecnología para transformarla en energía eléctrica, necesaria para el día a día. Otro ejemplo para destacar es el proyecto de Larry Gamboa, Kevin Lazo y Josué Sánchez, egresados UC que crearon un robot que ayuda con terapia de lenguaje a niños con autismo: Baymax

Tendemos a pensar que nuestras ideas no son buenas. Pero al pasar el tiempo, encontramos que otras personas ya la ejecutaron y que los resultados fueron buenos. Por ello no te detengas, elimina el miedo, emprende nuevos retos, sé creativo, aplica el Pensamiento Lateral para resolver problemas de tu entorno, de manera creativa e innovadora.

Estimula ambos hemisferios cerebrales con esta canción. Escucha este video con auriculares.

veronica-silva-condori
Veronica Silva Condori

Maestría en Ciencias: Matemáticas, con mención en Matemática Universitaria Superior
Licenciado en Educación: Especialidad Físico- Matemática
Segunda  Especialidad en Ingeniería de Proyectos (Egresado)
Especialista  en Informática Educativa
Docente de los cursos de Matemática Superior, Estadística Aplicada y Álgebra Matricial y Geometría Analítica

Educación que transforma

La fuerza del cambio ya la tenemos en la mente, ahora es tiempo de decidir a dónde vamos.  Estudia en la Universidad Continental e impulsa tu #PensamientoLateral para hacerlo Continental.

¿Te interesa estudiar en la Universidad Continental?

Dejar respuesta