Estoy segura que en algún momento de la vida te has hecho esa pregunta ¿Cuándo y cómo seré feliz? de pronto miras a todos lados, recorres en tus recuerdos, cual película, para recordar aquel momento que consideras “feliz”, para darte cuenta que en ese momento no había mayor distracción. 

Cuando te encontrabas feliz, tu mente estaba enfocada pensando, haciendo o sintiendo. Te parecía que el tiempo y el espacio se habían detenido, y que nada más que “lo tuyo” era importante.

¿Qué es la felicidad?

Esta reflexión nos lleva a describir la felicidad como un hecho tan simple. Se refiere por tanto, a vivir en plenitud, fluir, detenerse en el tiempo, “respirar” pero con consciencia de que estás respirando, estás viviendo, estás aquí, así de simple eres y estas. 

Entonces disfrutas libremente de cada día y de las cosas más simples como cantar a todo pulmón una canción que te gusta y no escuchabas hace tiempo. Saborear un rico helado o un caramelo de esos que llevan relleno y  hacen burbujas en tu boca,  mirar el cielo y poder contemplar su inmensidad, poder ayudar a alguien y recibir bendiciones. Echarte a descansar y poder dibujar una sonrisa en tu rostro mientras te acomodas y cierras los ojos. Sí, esos momentos son de felicidad.

¿De qué depende la felicidad?

La felicidad depende de uno mismo, cómo deseas vivir, y cómo decides vivir. La felicidad refleja la belleza de cada “ser”, no una belleza exterior ni física, sino una belleza que sale desde lo interno, aquella a la que llamaremos virtud.

¿Quieres ser feliz?  

Trasciende, empieza ahora mismo. No existen barreras para no serlo, abre tu mente (pensamiento) y tu corazón (emoción), extiende tus brazos y vuela (conducta).

¿Cómo obtener la felicidad?

    • Tener en cuenta que los pensamientos, las emociones y la conducta están relacionados. Por lo tanto, la forma de pensar influye en tus emociones, en  cómo te sientes y según ello actúas. 
    • Puedes hacer una lista de aquellas cosas que te gustan hacer, otra lista de las cosas que te gustarían hacer.
    • Identifica qué virtud (característica personal) va de acuerdo con esa actividad.

¿Cómo cultivarla?

Recuerda ser virtuoso y desarrollar tu virtud o tus virtudes en el día a día, no sólo con los demás, sino contigo mismo o misma.

¿Cómo mantenerla?

Revisa tu lista de cosas que te gustan hacer, y la lista de las cosas que te gustarían hacer, y trata de hacer al menos una actividad.

Vive, valora y disfruta libremente cada día, así sea la más “simple”. Verás que en esos detalles está la esencia de la vida y la respuesta a la tan buscada FELICIDAD.

Referencias:
  • Peterson, Christopher & Seligman, Martin E. P (2004). Character Strengths & Virtues: A Handbook and Classification. New York: American Psychological Association & Oxford University Press.
Mariuccia Maisy Angeles Donayre

Docente de la Facultad de Humanidades, Psicología.
Doctora en Psicología.
Universidad Continental.

Educación que transforma

¿Te interesa comprender y analizar la mente humana? Estudia Psicología en la Universidad Continental, desarrolla tu pasión, cumple un propósito de vida y ayuda a que las personas lleguen a su máximo potencial.

¿Te interesa estudiar en la Universidad Continental?

Blogger Continental: ¿Trabajas o estudias en la Universidad Continental y quieres escribir en nuestro blog? Mándanos un mensaje a contenidos@continental.edu.pe