La procrastinación es quizá uno de los problemas más extendidos en la educación moderna. Aplazar tareas, posponer actividades o reemplazar prioridades de manera frecuente son señales de un comportamiento que, si no logramos revertir a tiempo, puede ocasionarnos mayores dificultades para lograr nuestros objetivos. 

Por ello, aquí te dejamos algunos consejos útiles que pueden ayudarte a retomar el ritmo de trabajo y alcanzar tus metas con mayor facilidad. Recuerda que dejar de procrastinar depende de ti.

Procrastinación: una cuestión de voluntad

¿Qué es realmente la procrastinación? De acuerdo a Karen Pérez, Directora de la Carrera de Psicología de la Universidad Continental, la procrastinación puede entenderse como una conducta de la persona que suele postergar actividades y responsabilidades que no necesariamente son agradables y que tiene una base irracional. La persona que procrastina suele reforzar una conducta evasiva.

Este comportamiento tiene una serie de factores que la posibilitan: la ausencia de motivación interna, la intolerancia a la frustración, la falta de autorregulación, la ausencia de planificación del tiempo, entre otros.

En ese sentido, la especialista señala que la procrastinación no es mala en sí misma, ya que todas las personas suelen practicarla; sin embargo, advierte que si este comportamiento es reiterativo resulta perjudicial para el alcance de objetivos más importantes.

¿Por qué es tan difícil combatirla?

La procrastinación tiene una serie de factores que la posibilitan: la ausencia de motivación interna, la intolerancia a la frustración, la falta de autorregulación, la ausencia de planificación del tiempo, entre otros. Además, se ve reforzada por factores como el entorno y las distracciones.

Reducir este comportamiento suele ser difícil, pues nuestro cerebro prioriza actividades satisfactorias o placenteras y aplaza las que le generen mayor esfuerzo o exigencia. A esto se añade que las personas justifican esas conductas, reforzando el castigo frente a la ausencia de consecuencias inmediatas.

Sin embargo, podemos combatirla y manejarla para ser más productivos. Estos consejos podrán ayudarte a luchar contra ella.

Educación que transforma

Observar los factores evolutivos psicológicos, las bases biológicas de la conducta y las situaciones cotidianas en las que los individuos se encuentran es primordial para entender la psique humana. Estudia Psicología en la Universidad Continental y desarrolla tu pasión por ayudar a las personas a alcanzar su máximo potencial.

¿Te interesa estudiar en la Universidad Continental?

Dejar respuesta