Existen muchas razones que hacían felices a nuestros antepasados en Huancayo (Junín), pero ninguna como la llegada de las lluvias que impulsaban y propiciaban el cultivo de la papa. Como es conocida, la felicidad le abre paso al amor y a la música, por lo que esta sensación de regocijo se tradujo en lo que hoy conocemos como Huaylarsh, Patrimonio Cultural de la Nación desde hace más de 15 años.

De acuerdo al vocabulario elaborado por Diego Gonzáles Holguín en el año 1608, el término ‘Huaylarsh’ proviene de los vocablos quechuas “waylla” (prado verde, buen pasto), y “waylluy” (amar con ternura). El investigador Aquilino Castro Vásquez, siguiendo esa línea, también aseguraba que esta danza denotaría “verdor y amor”, por lo que no es difícil imaginar el sentido original de esta famosa manifestación folclórica: el amor por la tierra de buen pasto, y el amor que brinda aquello que sale, justamente, de la buena tierra.

El propio José María Arguedas evidenció la conexión entre el Huaylarsh y las buenas prácticas de cultivo de papa en ‘Nuestra música popular y sus intérpretes’: “El Waylarsh es una danza agrícola ya sea antes, durante o después de la faena chacarera. Y como tajantemente señala Zenobio Dagha: Esta es la verdadera médula del origen del Waylarsh Wanka, inmerso en el mito, fuerzas cósmicas y mágico religioso, sobre todo en el desarrollo y la vigencia de la cultura popular Wanka”.

Y es que la musicalidad del Huaylarsh, pilar de las tradiciones de Huancayo, representa un ritual a la Mamapacha (Madre Naturaleza), con el que nuestros antepasados llamaban a una abundante cosecha de aquel tubérculo que ha llegado a cada rincón del mundo, solucionando (en muchos casos), problemas de hambruna y alimentación.

Vale decir que el Huaylarsh, por medio de su danza, simboliza las fases de siembra, cultivo y cosecha no solo de la papa, sino también de la cebada, la quinua, el maíz y demás productos. Su importancia cultural es el constante recordatorio que nuestra tierra serrana puede producir felicidad para todo el país, pues no existen lugares en los que este baile no sea conocido, como tampoco rincones que no disfruten de nuestra milenaria papa.

Se cree que este tubérculo fue sembrado por el Sol, Dios de los Incas, en el seno de la madre Tierra. Al ser un alimento ‘traído’ al mundo por tan importante deidad, la manera de cultivarlo debía rendir el honor adecuado. Esto nos demuestra el cuidado que los pioneros del Huaylarsh tuvieron sobre el ritual y la danza llevados a cabo, lo que explica -a su vez- la calidad que la papa poseía tanto fuera de la tierra como dentro de cada plato, y cómo este rito fue pasando de generación en generación.

El antropólogo Yhon León Chinchilla, especialista de la cultura Wanka, nos brinda más luces sobre este tema: “Todo rito, pese a su aspecto simbólico, influye de manera favorable en las creencias y actitudes de las personas. Esto es eficaz ya que al convocar a la colectividad asegura la producción (refiriéndose al cultivo). El rito y la producción están estrechamente ligados”.

Otra de las cosas que el Huaylarsh nos recuerda es que, sin alegría, el fruto de la tierra no sabe igual. Si bien el sentido del Huaylarsh Moderno está más enfocado en la diversión y el esparcimiento, no hay que olvidar las raíces de esta importante manifestación sobre nuestra peruanidad y sobre el orgullo que representa poseer la tierra de la abundante diversidad.

Este 23 de febrero de 2021 se cumplirán 16 años desde que el Instituto Nacional de Cultura (actualmente Ministerio de Cultura) declarase al Huaylarsh Wanka del departamento de Junín como Patrimonio Cultural de la Nación.

La Fuerza Wanka

Son iniciativas para potenciar la mentalidad emprendedora de los estudiantes y pobladores del Valle del Mantaro, sin excluir al resto del Perú. 

Actívate Wanka: es un ciclo de talleres gratuitos online, para iniciar o continuar ideas de negocio, con el acompañamiento de especialistas y mentores en marketing, tendencias digitales, administración y más.

Refuérzate Wanka: es un concurso de proyectos que generan impacto positivo o han demostrado capacidad de adaptación en la región Junín.

Somos la Fuerza Wanka

Estudiar en la Universidad Continental te otorgará las herramientas necesarias para potenciar tus talentos. Sé parte de la Fuerza Wanka y participa de los talleres y actividades que despertarán tu mentalidad emprendedora.

¿Te interesa estudiar en la Universidad Continental?

Dejar respuesta