La llegada del coronavirus ha impactado en la salud, la economía y, por supuesto, la educación de las personas. En el Perú, se han tomado medidas para mitigar los daños que este virus: cuarentena obligatoria, cierre de fronteras y suspensión de clases presenciales en todos los niveles educativos.

En ese contexto, surgen cientos de preguntas respecto a los retos que las universidades tienen que superar para no ser afectadas. Por ello, las plataformas virtuales y las nuevas tecnologías se posicionan como la mejor alternativa frente a esta crisis.


Nuestro país todavía tiene varios problemas que resolver con respecto a la democracia digital. Según el reporte  del estado de la banda ancha en América Latina y el Caribe 2017, elaborado por CEPAL, nuestro país se encuentra en el penúltimo lugar de Latinoamérica en materia de hogares con acceso a internet.

Sin embargo, esta crisis representa una gran oportunidad para explorar y  profundizar en una alternativa de educación virtual que puede ser de gran utilidad en contextos como el que estamos viviendo.

Retos para la educación superior peruana: 

  • La educación virtual requiere un compromiso por parte del estudiante. Por tanto, la correcta distribución del tiempo es un aspecto fundamental. La creación de una horario equilibrado con horas lectivas de estudio y de ocio es importante para un desarrollo integral.
  • Los docentes se ven llamados a usar todo su ingenio y creatividad para desarrollar sus contenidos de manera amena y valerse de todos los recursos e información calificada que circula en la web.
  • La capacitación a alumnos y profesores en el manejo de las plataformas virtuales es muy importante para facilitar la fluidez del desarrollo de las clases.
  • El adecuado uso, disponibilidad de plataformas y soporte digital es esencial para evitar inconvenientes técnicos.
  • Investigación constante de parte de los alumnos y docentes, para enriquecer los contenidos.
  • La democratización del acceso a los contenidos online en el Perú es una oportunidad para desarrollar alternativas eficientes, con la implementación de un plan de inversión estratégico para mejorar la infraestructura de conectividad, que será clave para acortar la brecha digital que actualmente nos limita.

Como vemos, el futuro ya está aquí y la educación no se puede detener, por lo que es importante la contribución y el compromiso de todos. Esta crisis significa una gran oportunidad para que a través del conocimiento podamos explorar alternativas, valernos de la tecnología y prepararnos para enfrentar los retos de la educación.

Educación que transforma

En la Universidad Continental tenemos la tecnología y experiencia necesarias para prepararte para el futuro. Te acompañamos en tu  formación a través de la transformación digital y contenidos que cumplen con estándares internacionales.

¿Te interesa estudiar en la Universidad Continental?

Dejar respuesta