Es muy común ver y escuchar a niños y niñas que se asombran de todo lo que les rodea (por si lo olvidaron es así como surgió la filosofía) y luego, preguntan el porqué de las cosas de manera insistente y reiterativa al adulto que le acompaña. Lamentablemente, muchos de nosotros que ya no tenemos tiempo para alimentar esa curiosidad, respondemos de manera tajante a algo que tampoco sabemos, pero que hemos dado por sentado, o simplemente no respondemos. Entonces, ¿Por qué es importante fomentar la curiosidad desde pequeños? Porque les invita a tener una relación inicial y natural con la investigación, desarrollar su autonomía, también un pensamiento crítico y reflexivo.

hacer-una-tesis-es-despertar-la-curiosidad-infantil-universidad-continental-1

Científicos innatos

Uno de los grandes teóricos del constructivismo fue Jean Piaget, científico suizo, quien señaló que el desarrollo cognitivo de un ser humanos pasa por cuatro etapas: la etapa sensoriomotora, la preoperacional, la etapa de las operaciones concretas y de las operaciones formales. Cada una de ellas requiere para su óptimo desarrollo de la interacción del ser humano con el ambiente.  

Piaget pensaba que cada niño era un “científico innato” y que conforme crecía, adquiría conocimientos de forma cualitativa y cuantitativa. Sin las restricciones de un adulto y más bien con su apoyo en cada una de las etapas de desarrollo, se podía generar en el menor una reacción circular, que es un aprendizaje temprano como la exploración. Por ejemplo: utilizar una cuchara no solo para comer, sino como pala o como instrumento musical.  

La etapa de las operaciones formales que empieza en la adolescencia es la más compleja de todas, esta solo detiene su aprendizaje con la muerte. En esta etapa es más fácil comprender problemas de razonamiento lógico, usar el sarcasmo, entender las figuras literarias que se encuentran en la poesía o quizá entender el dilema moral que propuso Kohlberg. 1

hacer-una-tesis-es-despertar-la-curiosidad-infantil-universidad-continental-3

Hacer la tesis requiere práctica

En la etapa universitaria, donde las operaciones formales tienen su máximo esplendor, muchos de los estudiantes inscritos en los cursos de seminario de tesis y taller de investigación, piensan que será su primer acercamiento a la investigación. Piensan también, que nunca se plantearon un problema o introdujeron alguna hipótesis en su vida cotidiana o en la educación básica. 

Es cierto que hacer una tesis requiere constancia y disciplina, como cualquier otro proyecto que se ha emprendido. También, requiere de práctica, así como cuando se aprende a escribir, leer, sumar, restar, etc. Al principio, como todo lo nuevo es difícil, pero conforme se vaya adquiriendo más habilidades en investigación, se pueda enamorar del tema elegido, e incluso se obtengan algunos resultados, este se tornará cada vez más interesante y, por ende, menos complejo.

hacer-una-tesis-es-despertar-la-curiosidad-infantil-universidad-continental-2

También, tener contacto con el tema

Es mejor tener algún tipo de cercanía con el tema que se elija para investigar, por ejemplo, si estudia y no trabaja, puede reflexionar sobre el tema que más le impactó en clase o leyó en algún libro o artículo de investigación y aprovechar la experiencia de sus docentes para preguntarles al respecto sobre la relevancia, utilidad, pertinencia y necesidad de dicho tema, así como su repercusión social. 

Si estudia y se encuentra realizando prácticas preprofesionales o profesionales (que le preparan para una maestría o MBA) tendrá una gran variedad de problemas en su entorno, solo necesita pensar de qué forma alguno de ellos es más atractivo para ser investigado. Incluso, si piensa que se encuentra trabajando en un área diferente a su preparación académica, siempre existirá algún problema que se relaciona con lo que estudió. 

Los docentes en general cumplen un papel muy importante en el desarrollo de su clase, pues mientras lo hacen es su deber propiciar el interés por la investigación. Cada tema puede generar diversos planteamientos problemáticos, también, pueden invitar a los estudiantes a que sean ellos quienes planteen hipótesis (supuestos, posturas o posibles soluciones a un determinado problema), con cargo a que luego de la revisión bibliográfica puedan fundamentar su postura.

Mi sugerencia adicional es que rememore sus épocas de infancia y niñez cuando todo parecía novedoso, cuando las preguntas respecto de lo que le rodeaban afloraban de forma natural, cuando el por qué, el cómo y el para qué cobraban mucho sentido. Esas preguntas de la niñez siguen siendo necesarias para construir una investigación, aunque ahora con un mayor técnica.

1.- Kohlberg planteó tres dilemas, que se resume así: un hombre tiene una esposa con cáncer y que para salvarla necesita una medicina que tiene como base el elemento químico denominado radio. El Farmacéutico que lo descubrió está dispuesto a cobrar diez veces más de su costo. El hombre al ver que el dinero no le alcanzaba recurre a todos sus amigos para que le presten, pero no lo consigue e incluso pide fiado, pero se le niega. Cuando el farmacéutico estaba dormido el hombre roba el medicamento con el cual salva la vida de su esposa. Luego, este es juzgado y sentenciado culpable. Respecto a ese caso Kohlberg se hizo diferentes tipos de preguntas de análisis, y las personas respondieron con base en los diferentes niveles morales en los que se encontraron preconvencional, convencional y posconvencional, este último relacionado con la búsqueda de soluciones creativas basadas en los principios éticos universales (dignidad, igualdad, justicia, verdad, etc). 

Elba-Sissi-Acevedo-Rojas-universidad-contienental-contiblogger
Elba Sissi Acevedo Rojas

Mg. en Derecho por la PUCP, Mg. en Educación por la UDEP. Estudiante del Doctorado de Gobierno y Políticas Públicas en la UNI, directora ejecutiva del Instituto de Asesoría, Investigación y desarrollo -INAID. Autora del libro: Hostigamiento Sexual Universitario.

¿Te interesa estudiar en la Universidad Continental?