Huaicos en el Perú: ¿Qué tan responsables somos de sus efectos?

0
6100

El Perú enfrenta una de sus peores momentos producto de los huaicos. A la fecha son casi 100 mil damnificados, 75 muertos, 263 heridos y 20 desaparecidos. Estas cifras han hecho reflexionar a distintos sectores sobre las responsabilidades y retos que se tienen frente a los desastres naturales. En la Universidad Continental, el profesor de Climatología y Meteorología, Jacinto Arroyo, nos da información muy importante acerca de estos temas.

Foto: Andina

“Los huaicos son deslizamientos de lodo, flujo de detritos, que ocurren en quebradas a velocidades muy rápidas. Su principal causa son las precipitaciones que se registran sobretodo en la estación de verano; es decir, entre diciembre y abril.  La lluvia intensa genera un flujo de detritos sobre terrenos que pasaron mucho tiempo secos. Estos se agudizan con la presencia de fenómenos atmosféricos y oceánicos como El Niño o La Niña, pues las lluvias pueden superar en 100% o 200% su promedio de estaciones normales”, explica el especialista.

Actualmente el Perú está sufriendo los impactos del Fenómeno El Niño denominado “Costero”. Esto hizo que las temperaturas del océano superen los 3 °C, causando muchas precipitaciones en la costa y quebradas colindantes. “El fenómeno de El Niño Costero ocurre porque las corrientes oceánicas cambian su temperatura. “La variación de uno, dos o tres grados hace que la evaporación aumente causando nubosidad y, por tanto, más lluvia”, indica el experto.

Responsabilidad del hombre

Jacinto Arroyo resalta que, además del calentamiento global, producto de las actividades industriales y la contaminación generada por las personas, que provoca inviernos y veranos más severos, el hombre tiene responsabilidad para que los efectos de los huaicos sean más graves:

  • Construcciones irresponsables. La necesidad y desconocimiento de las personas hace que estas aún continúen construyendo sus casas al pie de las quebradas y bordes de los ríos, exponiéndose a la destrucción.
  • Deforestación. La falta de vegetación en las quebradas y al pie de estas, permite la formación de los huaicos y hace que arrasen más rápido y con un mayor alcance.
  • Contaminación. Arrojar basura a las calles y ríos provoca que los desagües se tapen, impidiendo que las aguas transcurran con normalidad y se dé paso a las inundaciones.
  • Relaves mineros. Los relaves arrojados a los ríos contribuyen en la erosión del suelo y contaminación de las aguas.
  • Desconocimiento. El desconocimiento de los fenómenos naturales hace que los gobernantes locales y regionales no realicen una gestión eficiente, siendo incapaces de aplicar políticas efectivas para gestionar el riesgo y los desastres.

Y esto no es todo. Todos los días vemos los problemas por desabastecimiento de agua en varios puntos del país producto de los huaicos. Pese a esto aún seguimos actuando irresponsablemente. De ahí, la insistencia en estas recomendaciones:

  • Repara cualquier fuga de agua en tubos y cañerías
  • Riega tu jardín con agua reciclada (puede ser aquella que utilizas para lavar alimentos)
  • Evita utilizar mangueras para lavar limpieza, lo mejor es utilizar un trapo húmedo.
  • Cierra la llave del agua cuando no lo utilices (aplica para el cepillado de diente, baño, lavado de utensilios, etc.).
  • Para el inodoro utiliza el agua con el que lavaste tu ropa.

Foto: Andina

Retos del ingeniero ambiental

Si bien es cierto, cada sector tiene una responsabilidad para evitar y reparar las consecuencias de este tipo de desastres; sin embargo, “los futuros ingenieros ambientales tienen el compromiso de velar por la seguridad ambiental, fomentando políticas y propuestas que disminuyan la vulnerabilidad de las personas”, finaliza Arroyo.

El Perú está en emergencia

Si quieres ayudar a los damnificados, recuerda que la Universidad Continental está recibiendo donativos para llevarlos a los lugares que más lo necesitan.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here